Síguenos en:

Webmail:

Actualidad

Los pacientes con mastocitosis sistémica avanzada cuentan ya con una terapia dirigida, la midostaurina (un inhibidor de varios receptores de tirosin-quinasa), que alarga su supervivencia, tal y como han recordado diversos expertos durante la jornada ‘Nuevos Paradigmas en Mastocitosis Sistémica Avanzada’, organizada por la Fundación Jiménez Díaz de Madrid. La mastocitosis engloba un grupo raro de enfermedades que se producen por la proliferación neoplásica de una clona de mastocitos que afectan a uno o más órganos, siendo la piel el que con más frecuencia está afectado, seguido de la médula ósea, los huesos, el hígado, el bazo y el tracto gastrointestinal.

Más información