Síguenos en:

Webmail:

El coronavirus ha paralizado muchos aspectos de la vida tal y como la conocemos. No obstante, en el ámbito de la salud las enfermedades no se han parado y con la llegada de este virus se han agravado. Es el caso del cáncer. Afrontar una pandemia con un sistema inmune debilitado ha provocado un estrés añadido a las personas que están atravesando la enfermedad, además de que muchos procedimientos se han visto detenidos ante los riesgos de mayores complicaciones.

Más información