Síguenos en:

Webmail:

Los Anticoagulantes Orales de Acción Directa (ACOD) juegan un papel fundamental en la reducción del riesgo de ictus isquémico en pacientes con Fibrilación Auricular (FA). Desde su aparición, con indicación para la FA no valvular (FANV), su uso se ha extendido considerablemente a nivel mundial. Entre sus ventajas destacan: un perfil de seguridad superior frente a warfarina bien controlada, fundamentalmente por asociar menos riesgo de hemorragias cerebrales, así como una mayor conveniencia para los pacientes en comparación con otras terapias, siendo una opción con un valor terapéutico adicional.

Leer más