Follow us: Twitter Instagram

      Forgot Login?  

Webmail:

QUICK 
SEARCH

COLLABORATING ENTITIES

Activity
Agenda

Mo Tu We Th Fr Sa Su
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031

SEHH - Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia

El Dr. Ramiro Núñez Vázquez, del Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla), ha participado en el programa educacional del Congreso, con una conferencia en la que ha revisado distintos aspectos de interés relacionados con las coagulopatías hemorrágicas adquiridas.

Las coagulopatías hemorrágicas adquiridas engloban un amplio grupo de patologías. “En general, nos encontramos procesos muy frecuentes en la práctica clínica como consecuencia del consumo de factores de coagulación (como en la coagulación intravascular diseminada) o un defecto de síntesis (como en las hepatopatías)”, según el Dr. Ramiro Núñez.

En lo que respecta a las coagulopatías inducidas por fármacos, los antivitaminas K o los anticoagulantes de acción directa son los principales responsables de estos trastornos. “La posibilidad de reversión, de manera específica en algunos casos, se convierte en fundamental a la hora de controlar las complicaciones hemorrágicas derivadas de su empleo”, explica el especialista del Hospital Universitario Virgen del Rocío.

En cuanto a los inhibidores adquiridos dirigidos a los distintos factores de coagulación, especialmente frente al FVIII, el ponente ha aclarado que “otras patologías hemorrágicas adquiridas mucho menos frecuentes pueden suponer un gran reto desde el punto de vista terapéutico. En estos casos, es fundamental conocer las estrategias de tratamiento para controlar los eventos hemorrágicos potencialmente graves y el tratamiento erradicador efectivo”.

Recientemente se ha publicado la experiencia del Registro Español de Hemofilia Adquirida, aportándose datos sobre la administración de terapia antitrombótica en los días previos al diagnóstico en un tercio de los pacientes incluidos o la tasa de infecciones a tener en cuenta en los primeros dos meses de tratamiento inmunosupresor.

Por su parte, la coagulación intravascular diseminada, como proceso dinámico, ocasiona trombosis microvascular y, simultáneamente, puede desencadenar hemorragias potencialmente mortales debidas al consumo de plaquetas y factores de coagulación.

Ya como otras situaciones especiales, el Dr. Núñez ha recordado que existen más circunstancias que derivan en coagulopatías “complejas”, como las asociadas a hepatopatías o hemorragias críticas. “Debemos conocer sus particularidades y protocolos de actuación, especialmente por la gravedad que conllevan; en este sentido, los métodos de valoración de la hemostasia global pueden contribuir a mejorar su manejo de una forma más dirigida”.

Labor positiva

El Dr. Ramiro Núñez también ha mostrado su satisfacción por “la recuperación de la presencialidad” en este Congreso de Pamplona. “Los datos cada vez más favorables de contagiados y número de ingresos en relación con la pandemia es la mejor noticia que podíamos tener”.

Asimismo, valora de forma muy positiva el papel de los especialistas en el abordaje de la pandemia: “el área de Hemostasia y Trombosis ha requerido de una rápida toma de decisiones en base a las complicaciones trombóticas, especialmente en pacientes graves afectados por el coronavirus”. Posteriormente, ha matizado, “la llegada de la vacunación masiva y alguno de sus efectos adversos íntimamente relacionados con nuestra especialidad también ha supuesto un esfuerzo sobreañadido”. Entre los aspectos más positivos destaca “la elaboración precoz de protocolos en función de los datos que se iban acumulando”.